Monday, August 04, 2008

Muy buenos días, señores pasajeros

Suceso verídico del año 2008, contado por uno de los protagonistas –“Pasajero molesto”. Escuchado, escrito y comentado por grehz.

Personajes:

• 2 ladrones educados
• Pasajeros de camión urbano

Escena 1: “suben”


Suben dos tipos al chimeco Pantitlán-Esperanza-Palacio, a la altura de la 7 y Chimalhuacán (Ciudad Neza, México). Uno sube por la puerta de adelante y el otro por la de atrás. Algunos pasajeros se percatan y dicen quedito: “¡éstos vienen a asaltar!”

Ladrón 1: Muy buenos días tengan estimados pasajeros. El día de hoy venimos solicitando su amable cooperación. Nosotros acabamos de salir del reclusorio, pero ya aprendimos la lección.
Ladrón 2: Ya no traemos armas, sólo les pedimos su atenta cooperación, pero ya aprendimos la lección y no queremos pesos o centavitos. Por favor de a 5 o de a 10 pesos mínimo.

Los tipos pasan de asiento en asiento estirando la mano.

Ladrón 1: Por favor sírvanse cooperar, nadie va a salir lastimado aquí.

Pasajero molesto: no me presiones

Ladrón 1: Toma en cuenta que ya aprendimos la lección, no traemos armas.

Pasajero (aún molesto): pues no traigo más que estos centavos, hijo…

Ladrón 1: no, no venimos pidiendo limosna, sino cooperación

Escena 2: “bajan”

Los demás pasajeros buscan en sus bolsas y bolsillos. El pasajero molesto le hace señas al chofer de que están atracando al pasaje. El chofer hace una seña por el retrovisor como diciendo “yo no he visto nada, no quiero meterme en problemas”. El camión hace parada y sube un vendedor de paletas, pero al percatarse de la presencia de la “competencia” guarda silencio y espera. En corto le dice al pasajero molesto: “ya los vi, ahorita los reportamos a la base, porque siempre nos asustan n la clientela”. Los ladrones terminan su labor y piden bajada. Mientras bajan, el pasajero molesto les dice:

Pasajero molesto: tomen en cuenta que ya los reconocí

Ladrón 2: No, al que ya reconocimos es a ti… Gracias estimados pasajeros, que tengan un bonito día.

Comentario de grehz:

La anterior escena demuestra que ni la educación es un fracaso total, ni México es un infierno donde la delincuencia violenta acecha a cada instante. Al menos en Neza tenemos ladrones corteses y educados que saludan, piden cooperación y dan las gracias; en vez de andar asaltando a lo descarado, como algunos funcionarios y gobernantes, que lo mismo roban dinero, elecciones, petróleo, o esperanzas.

No comments: