Wednesday, September 24, 2008

Palabras de Otoño


Comienzan a caer, por su propio peso. Rojizas, ocres, secas. Palabras consumidas por soles de verano. Cesan de ser verdes. Su brillo se apaga. Su olor se agolpa. El viento suave las desprende. Vuelan. Susurrante piel que flota en el aire. Ruedan ligeras. Se arremolinan. Se mecen. Descienden suaves, hasta el suelo que las recibe. Se acurrucan. Se buscan.

Palabras secas, quebradizas, asoleadas, desoladas. Ramas y rimas desfoliadas. Caen del cielo. El ruido del viento se vuelve rumor. Un susurro desnuda el verano.

Silencio. Nada las retiene ya. Se dejan caer. Desfallecidos cuerpos. Sombras de campanas.

Palabras dulces. Fáciles. Se entregan sin recato al viento lascivo. Almas errantes en busca de reposo. Alimento del viento. Abrigo del suelo. Dejan el árbol materno. Vagan por su lado. Hasta que un vientecillo las siembre de nuevo…

Nashville
Otoño, 2008

No comments: