Wednesday, January 28, 2009

Tiendita de ideas

En su comedia Las nubes, Aristófanes caricaturizó a Sócrates, retratándolo como el dueño de una “Tienda de ideas” en la que enseñaba a los jóvenes a hacer que la peor razón apareciera como la mejor razón.

Ahora que no sólo el destino sino hasta el desempleo nos alcanza, la idea de una Tienda de ideas podría ser una opción para aquellos emprendedores que deseen poner su microempresa en medio de la crisis... Van entonces algunas ideas para el catálogo de ventas de la tiendita de ideas esa:

Tallas: Ideas grandes, medianas, chicas y mínimas.

Calidades: Finas, toscas y medianas; caras, económicas, baratas; buenísimas, malísimas, pésimas.

Colores: brillantes, transparentes, opacas, grises, oscuras, invisibles.

Variedad y surtido: Metáforas, jintáforas, parádojas, teorías, teoremas, silogismos, tesis, antítesis y síntesis; sofismas / falacias, dogmas, verdades, frases célebres, dichos/ refranes, aliteraciones, pleonasmos, ironías, paradojas; conceptos, nociones, e insinuaciones.

Usos: convencer, conmover, marear, seducir, intrigar, animar, amenazar, debatir, incitar, revelar, negociar, exigir, calumniar, perdonar, enamorar…

Precio: Sólo ideas caras... las baratas las regalan por TV (no se angustie, tenemos sistema de apartado y facilidades de pago:)

--- Se aceptan más ideas para la tienda de ideas...

1 comment:

Rosi said...

¿cuánto por una tesis fina, un poco oscurita?