Tuesday, October 27, 2009

Educación: México en 2084

1984 es el título de la famosa novela de George Orwell, publicada poco después de la 2a guerra mundial, y en la que el autor anticipaba un mundo dominado por un gobierno totalitario, dotado de cámaras que vigilarían permanentemente a los ciudadanos (el Big Brother).

Este año, 2009, hemos ido a las primarias y secundarias de 9 estados del país a investigar cómo ven los maestros y alumnos el presente y el futuro de la educación en México, sobre todo en relación con el uso de las TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación).



Preguntamos a los maestros:

¿Cómo imagina las aulas del futuro? ¿Por ejemplo en el año 2084?



FELIPE: Pues yo me la imagino con la crisis con la que estamos, volviendo ahora si que a lo anterior, cuando estábamos en escuelas de zacate. Porque así como esta la crisis no creo que haya para mejoras. De hecho ahorita nos damos cuenta, tenemos aquí este salón con ayuda de los papás se le echó una capa arriba y aún así en temporadas de lluvia trasmina, todo húmedo. Entonces, si eso estamos ahorita, me imagino que para ese año a la mejor ni a salón llegamos porque así como esta la situación no me imagino un salón más moderno, sino que una salón a la mejor cayéndose ya, o como le decía: todo en zacate o en lámina o no sé, por las carencias que se vienen presentando y que se van a seguir presentando porque no creo que aiga un avance en lo que es la economía.

CESAR: Yo me imagino a un docente sentado frente a un pizarrón electrónico con todos los alumnos con su computadora o su máquina, así me imagino la educación el aula para el 2080.



KARINA: Falta mucho tiempo para el 2084, pero realmente el futuro es incierto porque actualmente vemos que se proponen muchos impuestos, se temen estallidos sociales, entonces es algo incierto. Quizá podríamos verlo de distintas maneras y pensar en un sentido muy optimista; pensar que el 2084 quizás mis nietos o mis bisnietos van a estar en una aula muy bien equipada con su pizarrón electrónico cada niño con su computadora en un ambiente agradable, los salones con clima, las escuelas muy bonitas, limpias. Pero pues también podría suceder que realmente fuera efectivo un estallido social y que en el 2084 nuestro país apenas si se este recuperando de una crisis económica muy fuerte. Quizá en un sentido también pesimista digamos que en 2084 ya los pizarrones electrónicos ya van a estar chuecos, pues quizás ya las computadoras en al basura. No sé, realmente el futuro es bastante incierto. Las generaciones futuras están ante una situación difícil, la crisis económica pues no esta a un lado del sistema educativo sino que todos estamos inmersos. Ojalá se pudiera corregir la situación que vive nuestro país porque para nosotros es difícil. Para mis hijos o quizá para mis nietos la situación podría ser peor y siendo optimistas ojalá sea realidad que las aulas estén muy bonitas, que sí tengan un maestro o un asesor, que todos tengan acceso a internet que realmente es una puerta la mundo.

NICOLÁS: Yo siento que va a seguir igual, llegue lo que llegue. Nos lo dicen en discursos y medio llega. Pero no, yo no siento que mejore porque estamos viendo lo que ya tenemos. Lejos de mejorar está empeorando, en este caso lo que ya tenemos, lo acabo de mencionar, sobre el modelo educativo: nos meten otro nuevo modelo educativo y lo de enciclomedia no lo toman en cuenta. Entones estamos retrocediendo, siento yo. Por eso mi opinión es que no va a mejorar, vamos a seguir igual, o a la mejor en las ciudades, o a la mejor nosotros estamos muy alejado de la capital. A la mejor por eso, pero yo siento que no avanzamos en ese sentido.

Dibujo elaborado por maestros de primaria. Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, 2009

¿Quién crees que tiene más claro el futuro?

Tuesday, October 06, 2009

Corazón del tiempo


Corazón del tiempo es una de esas películas que tooodos deberían ver en estos tiempos de crisis y desesperanza.

En medio de la guerra de "baja intensidad" que el gobierno mexicano sostiene desde 1995 contra las comunidades autónomas zapatistas, tres mujeres miran sus vidas desde la distinta edad y generación de cada una. Alicia, la niña, pregunta y pregunta a su abuela Zoraida sobre cómo eligió ella al hombre con quién se casó.

-- ¿Es muy difícil el amor, abuela?
-- Sí
-- ¿Dificilísimo?
-- No es dificilísimo, pero sí es muy duro...
-- Yo no quiero enamorarme
-- ¿Por qué?
-- Porque los enamorados parecen enfermados

Zoraida recuerda viejos tiempos y tradiciones, mientras contesta las preguntas de su nieta Alicia. Pero a la vez observa con una mezcla de asombro y admiración la rebelión de Sonia, su otra nieta que está en edad casadera, contra esas antiguas tradiciones.

Sonia está comprometida con Miguel, cuyos padres han sellado el acuerdo matrimonial con los padres del novio, a cambio de una vaca llamada Estrella. Pero el corazón de Sonia late por Julio, miliciano zapatista que anda en las montañas.

El asunto no es trivial, y se lleva a la discusión en una asamblea pública, donde la comandancia zapatista y los padres de ambos novios dan muy buenos argumentos. Pero Sonia encuentra aún mejores argumentos para rechazar la idea de que otros decidan por ella...

El amor lucha por el triunfo en medio de operativos y riesgos que casi nadie imagina (porque nada de esto se dice en las noticias). Los caminos están llenos de camiones militares, con soldados fuertemente armados que, además, graban con cámaras de video a todo aquel que se atraviese. A su vez los zapatistas graban a los militares y paramilitares con modernas cámaras de video. Y así, entre retenes, soldados, y la presión permanente de helicópteros sobre las comunidades, la vida sigue su curso: los niños crecen, se construyen escuelas, se instalan plantas de luz, la música acompaña la resistencia... y los corazones buscan su lugar y tiempo.